Nuevas recetas

20 cocineras rudas que el TIEMPO pasó por alto

20 cocineras rudas que el TIEMPO pasó por alto



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

¿Estos chefs no tienen suficiente 'reputación o influencia' para TIME? Les dices, si te atreves

Estos chefs son rudos, independientemente de su género.

Esta semana, la revista TIME logró elaborar una lista de 13 "Dioses de la comida", incluidos siete chefs destacados y otros seis amantes de la comida. Un árbol de linaje también trazó 60 chefs que fueron influenciados por cuatro de los peces gordos. De alguna manera, no había ni una sola chef femenina en toda la función, a excepción de dos chefs de repostería mencionadas en una barra lateral.

Haga clic aquí para ver las 20 cocineras rudas que pasaron por alto (presentación de diapositivas)

"No hubo ningún intento de excluir a las mujeres, simplemente nos basamos en las realidades básicas de lo que estaba pasando y de quién se estaba hablando", agregó. El editor de TIME, Howard Chua-Eoan, le dijo a Eater: explicando la falta de mujeres en su artículo

De David Chang, Thomas Keller, Albert Adrià y René Redzepi "se habla de todos". ¿Dominique Crenn, April Bloomfield y Christina Tosi? Aparentemente no ser hablado sobre.

Bueno, debe depender de a quién escuches. Por aquí, hablamos de cocineras todo el tiempo o, mejor dicho, de chefs increíbles, notables y sí, influyentes que resultan ser mujeres. Y estos no solo son buenos chefs, son chefs rudos, chefs con actitud, que aparentemente es lo que necesitan las mujeres si quieren hacerse notar por sus habilidades culinarias. Badass, ¿cómo? Digamos que si fuéramos Howard Chua-Eoan, podríamos tener cuidado de dónde comimos de ahora en adelante.

Información adicional de Molly Aronica, Dan Myers, Samantha Neudorf y Arthur Bovino.


11 mujeres pasadas por alto en la historia, según historiadoras

Los académicos comparten las fascinantes historias de mujeres que creen que se pasan por alto injustamente.

Hay innumerables mujeres del pasado que han jugado un papel en la configuración del mundo tal como lo conocemos hoy. Desafortunadamente, debido a varios factores, desde el sexismo sistémico sesgado hacia las perspectivas masculinas hasta los historiadores masculinos que minimizan o descartan los logros de las mujeres y los hombres se atribuyen el mérito del trabajo de las mujeres, muchas mujeres de la historia que merecen mucho crédito y atención no necesariamente reciben lo que se les merece. Bustle habló con 10 historiadores de todo el mundo sobre las figuras femeninas "olvidadas" de la historia que les encantaría que recibieran la atención que merecen y por qué son tan inspiradoras.

Ya sea que sus contribuciones a la historia hayan sido ignoradas, descuidadas, pasadas por alto o eclipsadas injustamente por el trabajo de otros, las 11 mujeres en esta lista, dicen los historiadores a Bustle, eran rebeldes y revolucionarias de primer orden. Rompieron fronteras desde la época medieval hasta el Movimiento de Derechos Civiles, en áreas desde la escritura hasta la guerra y la radiodifusión. Si bien es difícil poner la etiqueta "feminista" a las mujeres que vivieron antes de que se formara la etiqueta, se puede argumentar que muchas de las mujeres en esta lista luchaban por el derecho de las mujeres a determinar sus propios caminos y libertad.

Aquí hay 11 mujeres en la historia que los historiadores modernos dicen que todas las mujeres de hoy deberían conocer.


5 Chefs queer y lesbianas rudos que te harán comer de la palma de sus manos

La comida une a las personas: lo sé de primera mano siendo un nuevo residente de Nueva Orleans, la capital mundial del gumbo. La comida ha sido una forma de hacer amigos y sentirme como en casa aquí. Estoy aprendiendo la historia de Louisiana a través de hierbas, especias, vegetación local y las visiones culinarias de talentosos chefs queer y lesbianas. La vida en NOLA me ha ayudado a desarrollar un aprecio por las personas que trabajan en la línea de la cocina, y tienen pasión por las recetas y respeto por la comida que nos nutre.

Siento una admiración aún más profunda por los chefs queer que sirven a mi comunidad mientras se enfrentan a las pruebas de la industria culinaria, un dilema principal que a menudo nunca presenciamos una vez que su comida llega a nuestra mesa. Tuve el placer de hablar con cinco chefs queer que no solo compartieron las historias de su viaje hacia la comida, sino también los desafíos que todos enfrentan como chefs que cocinan fuera del binario del mundo de los restaurantes.

Levi Halberstadt

Gerente de Operaciones de Servicio de Alimentos en Spirit Rock y Jefe de Cocina / Propietario de Knife Play Kitchen

Como marimacho queer de cuero en el norte de California, Levi ha encontrado consuelo, consuelo y solidaridad con la comunidad LGBTQ a través de la cocina vegetariana. “Mi experiencia es en la gestión de organizaciones sin fines de lucro, particularmente con organizaciones que protegen los derechos de las comunidades de minorías sexuales. En los días difíciles, ese tipo de trabajo a veces se sentía como una espiral interminable, tres pasos hacia adelante, cinco pasos hacia atrás, un paso hacia adelante. Para mí, cocinar fue un descubrimiento del equilibrio. Es una fuente inagotable de investigación, creatividad y refinamiento, pero al final de la comida hay un cierre, puedo dejarlo ir por completo y la próxima comida se definirá desde cero ".

Hacer la transición de una carrera profesional tradicional a ser un chef de tiempo completo no solo le trajo una sensación de paz sino también la afirmación de su identidad. “La cocina me enseñó a encontrar mi voz creativa y mi confianza como líder. Como marimacho queer, no estoy & # 8216 supuestamente & # 8217 a entrar en mi propio poder, y al hacerlo, reclamo mi fuerza y ​​dignidad inherente. He aprendido a aceptar todos los aspectos de mi género y mi sexualidad, y ahora también puedo reconocer quién soy como chef: tranquilo, decidido, cariñoso, solidario y exigente. Quiero que mi cocina sea un lugar de autodescubrimiento, autoaceptación, empoderamiento y respeto, valores que definen lo mejor de lo que he encontrado en la cultura LGBTQ que quiero compartir con el mundo culinario convencional ".

Levi cocina en el Spirit Rock Meditation Center en el norte de California, sirviendo a los participantes algunos de los mejores productos que la costa oeste tiene para ofrecer. Su experiencia de servir a aquellos que están trabajando para traer salud y bienestar a la comunidad ha sido humillante. “En el centro de retiro, los practicantes vienen a hacer el trabajo tremendamente difícil de curar, cultivar la compasión, el perdón y la alegría, encontrar su centro y su quietud. Poder colocar silenciosamente comidas hermosas, frescas y satisfactorias en su mesa todos los días es mi forma de servicio a su práctica y su humanidad ".

Levi también es jefe de cocina y propietario de Knife Play Kitchen, un chef personal y una empresa de catering que ofrece lecciones de cocina, servicios de planificación de menús, pruebas de recetas y más.

Kelli Kae Elliott y Shelli Shae Elliott

Chef ejecutivo Sous chef ejecutivo en Larsen's Steakhouse

Los chefs gemelos nacidos en Ohio, Kelli y Shelli, han estado rodeados de cocina desde que eran jóvenes y convirtieron la tradición familiar en una carrera. "Vi la alegría que le produjo a la familia la cocina de mi abuela y cómo unió a todos", dice Shelli, "quería seguir esa tradición. A medida que fui creciendo, trabajar en la cocina se convirtió en el lugar de los inadaptados y ahí es donde encajo yo ". Mientras Shelli estaba en la escuela culinaria, le presentó a su hermana Kelli las artes culinarias y, después de retirarse de la policía, Kelli se unió a ella en la cocina.

Ahora trabajan codo con codo en el mismo restaurante, Kelli como chef ejecutiva y Shelli como su segundo chef. Cuando se les preguntó qué desafíos enfrentan como lesbianas negras, estuvieron de acuerdo en que el desafío radica más en el color de su piel que en su sexualidad en un campo blanco dominado por hombres. “El principal desafío al que me enfrento en la corriente principal es que los demás lo descarten”, dice Kelli. “Me encuentro con esto no solo como parte de la comunidad LGBTQ, sino también como mujer negra. A menudo tengo que luchar para que se escuchen mis ideas y mi voz. A menudo me pasan por alto por las funciones y los lugares para invitados ". A pesar de los prejuicios que enfrentan, Kelli y Shelli llevan el espíritu de su abuela a la cocina, reinventando sus recetas de comida reconfortante en creaciones gourmet exclusivas en su restaurante y para la comunidad en eventos de recaudación de fondos, bodas y retiros de mujeres. “Diría que mi visibilidad sirve a la comunidad”, dice Kelli. “Estoy fuera y orgulloso. Cuando otros vean eso, espero que ellos también puedan estar orgullosos ".

Leigh Guinty

Chef Ejecutivo en el Proyecto Memphis

Leigh se identifica como una persona de color pansexual, genderqueer y “alimentador de masas” cuyo entusiasmo por la cocina comenzó desde sus primeros momentos como un niño. “Recuerdo cuando era niño cuando pude cocinar por primera vez en 'la estufa grande'. No es un horno de horneado fácil. Cuando me acerqué a la estufa, sentí que estaba en casa. Aquí es donde pertenecía. Pertenezco a donde viven el calor y el sudor. Pertenezco a donde la creatividad y la conceptualización son el lenguaje del amor. Así que llevo esa mentalidad incluso si solo estoy haciendo huevos revueltos ".

Leigh ha traducido la cocina como su lenguaje de amor a una organización sin fines de lucro en ciernes llamada Memphis Project, una organización que sirve a jóvenes y adultos jóvenes queer. Suministran bolsas de almuerzo llenas de artículos de tocador y comida para las trabajadoras sexuales y las personas sin hogar. Leigh espera expandir la organización para llevar los conceptos básicos del regreso a la escuela a los estudiantes de las escuelas públicas.

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta Leigh como chef de género queer es trabajar con un equipo sin estereotipos ni sentirse colocado en una caja de identidad por otros chefs masculinos. “Sobre todo porque se sienten incómodos con mi androginia. Quieren que sea uno de los chicos, uno de los hermanos, pero porque yo también abrazo mi feminidad, eso los arroja. Esto me ha hecho perder trabajos, pero me niego a conformarme y censurar quién y qué soy. Por otro lado, puede ser muy enriquecedor trabajar en un lugar cohesionado e integrado con sensibilidad en referencia a mi identidad y pronombres. Cuando eso sucede, ya no se me ve como un & # 8216queer chef & # 8217, trasciendo para convertirme en parte del equipo en su conjunto. Creo que todo chef tiene ganas de ser parte del equipo ”.

Si bien adopta la cocina como un esfuerzo en equipo, Leigh también reconoce la cocina como un acto sagrado. “Cada plato que conceptualizo y ejecuto, me gusta imaginarme no solo poniéndome en él, sino que de alguna manera pongo magia en cada bocado. Los ingredientes cantan solos. Solo les doy un micrófono y los dirijo en armonía. No solo alimento sus vientres sino también las partes profundas que pueden estar muriendo de hambre. Alimento el espíritu para que el cuerpo quede satisfecho ".

Alex Koones

Chef y creador de Babetown y chef en Rockaway Clam Bar

Como una "anciana lesbiana" que se identifica a sí misma, Alex ha estado reuniendo a mujeres queer y trans, así como a personas no binarias, a través de Babetown, un club de cena emergente con sede en Brooklyn, Nueva York. Comenzó orgánicamente en la casa de Alex, donde se esforzó por llevar su pasión por la comida a los queers locales. “La gente se marchaba y me decía lo maravilloso que era conocer a estas otras personas queer que nunca habrían conocido de otra manera”, dice Alex. “Creo que cuando la gente está en una casa privada, con el estómago lleno de comida, se saca lo mejor de esa persona y se va a bajar la guardia. Esa fiesta finalmente se convirtió en Babetown, una cena que se trata de unir a las personas queer en persona ".

Ha sido un consuelo para Alex ver cómo la intimidad de la comida puede sacar lo mejor de las personas considerando las experiencias anteriores de acoso, invisibilidad y un casi asalto que enfrentó trabajando en una cocina dominada por hombres. “Es más un desafío ser mujer y no ser blanca en las cocinas que ser gay, pero ser gay definitivamente no ayuda. Creo que cocinar es un trabajo que requiere una gran concentración y es un desafío adicional tratar de concentrarse cuando estás rodeado de hombres que se gritan insultos homofóbicos y transfóbicos ", dice Alex. “En general, como mujer en las cocinas, soy básicamente un objeto para la mayoría de estos chicos desde el momento en que me conocen. En un restaurante con estrella Michelin donde trabajaba, un compañero cocinero se ofreció a llevarme a casa. Me llevó a algún lugar alejado de la ciudad, se detuvo y trató de agredirme. Tuve que luchar contra él y salir corriendo del auto, luego llamar a un amigo para que me recogiera. Cuando se lo conté al chef al día siguiente, me preguntó por qué me subí a un automóvil con él y lo guió. El hecho de que soy gay, o cualquier otro detalle sobre quién soy, no les importaba. Yo era solo un objeto ".

A pesar del recuerdo de esta terrible experiencia, Alex no ha permitido que las amenazas de la industria le quiten su amor por llevar comida a la comunidad LGBTQ como agente de consuelo y unión. "Hay tantas cosas que trabajan para dividirnos cuando nos necesitamos unos a otros más que nunca, y eso es lo que trato de hacer por la comunidad queer a través de Babetown".

A través de estas entrevistas, aprendí que detrás de cada plato que como viene la historia del chef. Sus pruebas y logros se derraman en sus sabores, su presentación y la felicidad de su clientela. Los chefs queer y lesbianas continúan rompiendo los límites del mundo culinario para fomentar la armonía y la comunidad con su pasión por la comida.


BIFF & # 8217s CineChef presenta comida, películas y & # 8216badass & # 8217 mujeres

La chef Sheila Lucero, de Jax Fish House y Oyster Bar & # 039s en Denver y Boulder, participará en CineChef.

Jeremy Papasso / Fotógrafo del personal

Los copropietarios y trillizos Jessica Emich, a la izquierda, Jennifer Emich y Jill Emich, posan en su restaurante, Shine Restaurant and Gathering Place, en Boulder en 2017. Shine organizará una fiesta gratuita de Nochevieja y Nochevieja con música cortesía del DJ Mr. Gettdowne.

Qué: Festival Internacional de Cine de Boulder y CineChef n. ° 8217

Cuando: 5-7 p.m. marzo 1

Dónde: Centro de eventos y galería de arte Rembrandt Yard, 1301 Spruce St., Boulder

El Festival Internacional de Cine de Boulder nunca deja de reunir las artes cinematográficas y culinarias con su evento anual CineChef que descenderá a Boulder el 1 de marzo en Rembrandt Yard. En esta competencia, los chefs locales competirán por los máximos honores elaborando preparaciones especiales inspiradas en sus películas favoritas.

La competencia del año pasado & # 8217 enfrentó a los chefs de Boulder contra sus homólogos de Denver. Este año & # 8217s edición de CineChef, apodado & # 8220Badass Women Chefs: Denver versus Boulder, & # 8221 está abriendo nuevos caminos al destacar una impresionante lista de ocho cocineras.

Los participantes de Mile High City incluyen a Jennifer Jasinski, ex alumna de Bravo Top Chef Masters, chef y propietaria de cinco restaurantes, y Liliana Myers del nuevo hotspot israelí Safta. La representación de Denver se completa con Linda Hampsten Fox de The Bindery y la competidora de Top Chef Carrie Baird de Bar Dough.

Los chefs de Boulder incluyen a Jessica Emich de Shine Restaurant & amp Potion Bar y Corina Johnson de The Kitchen. Otro competidor favorito, conocido por su auténtica comida china, es la chef Anna Zoe de Zoe Ma Ma. Dividiendo la diferencia entre las dos ciudades está la especialista en mariscos Sheila Lucero de Jax Fish House y Oyster Bar & # 8217s en Denver y Boulder. Shamane Simons de Shamane & # 8217s Bake Shoppe también elaborará postres para el evento.

Jasinski, cuya formidable cartera incluye favoritos de Denver como Rioja, Euclid Hall y Stoic & amp Genuine, está feliz de participar en el concurso de este año & # 8217s. Señala que no pudo participar el año pasado, pero está particularmente interesada en participar en la última edición.

& # 8220Es & # 8217 todo sobre mujeres, & # 8221 ella dijo, & # 8220 Sonaba realmente genial. & # 8221

La carrera de Jasinski incluye temporadas en la ciudad de Nueva York & # 8217s Rainbow Room, San Francisco & # 8217s Postrio y trabajando con Wolfgang Puck en diferentes capacidades. Ella está entusiasmada con trabajar en la escena gastronómica de Denver, y describe los últimos cuatro años como & # 8220locos en auge & # 8221.

"Para una ciudad de nuestro tamaño, estamos en la cima de nuestro juego", dijo Jasinski.

Pero quizás lo más importante, dijo que estaba impresionada por el auge de las cocineras a nivel local.

& # 8220 La escena ha cambiado, tenemos grandes mujeres en Denver. & # 8221

Para la competencia, el plato de Jasinski & # 8217s está inspirado en las adaptaciones cinematográficas de F. Scott Fitzgerald & # 8217s & # 8220 The Great Gatsby. & # 8221 Basándose en la novela & # 8217s y películas & # 8217 ambientaciones de West y East Egg, Jasinski preparará huevos dos caminos. Una preparación, que representa el tonier East Egg, consistirá en una natilla de huevo presentada con cáscara con caviar y pollo confitado. La receta más novedosa de West Egg consistirá en una yema escalfada en aceite de oliva con salsa Mornay y panceta.

La chef Johnson, chef de investigación y desarrollo de The Kitchen, lleva la cocina profesional en la sangre. Su padre era chef y ella comenzó a cocinar a la tierna edad de 7 años. Ahora su trabajo la lleva a los restaurantes The Kitchen dentro y fuera de Colorado.

En cuanto a participar en el evento CineChef, dijo: & # 8220 Creo que & # 8217 es maravilloso, que & # 8217 es realmente mi participación & # 8221.

No solo está entusiasmada con la oportunidad de conocer a otros chefs, sino que también ve el evento exclusivamente femenino como una señal positiva de cambio.

& # 8220Cuando empecé, era raro encontrarme con una cocinera, & # 8221, dijo Johnson.

Su plato se basa en una película que recuerda con cariño haber visto con sus hermanos, & # 8220 The Goonies & # 8221. Recordando una escena crucial que involucra a Baby Ruth, Johnson, quien tiene una amplia experiencia como pastelera y un autoproclamado & # 8220 amor por las barras de caramelo & # 8220. # 8221 está elaborando una delicia dulce y sofisticada. Sobre la base de su declaración de que a ella & # 8217 & # 8220 realmente le gustan las texturas, & # 8221 Johnson & # 8217s Baby Ruth homenaje se basará en un fondo crujiente inspirado en Kit Kat aumentado por capas de chocolate y turrón de maní.


Tres mujeres rudas que están cambiando el mundo culinario

Las mujeres juegan un papel integral en el crecimiento y la diversidad de la industria alimentaria. Según la Asociación Nacional de Restaurantes, la cantidad de establecimientos propiedad de mujeres ha aumentado en más del 50 por ciento en los últimos 10 años, y más allá de eso, 2016 fue el primer año en que hubo más mujeres inscritas en el Culinary Institute of American que hombres.

Pero aún queda mucho trabajo por hacer. Un estudio de Glassdoor mostró que a las cocineras se les paga un 28,1 por ciento menos que a los hombres y el acoso sexual es desenfrenado. Muchas cocineras se pasan por alto en favor de sus homólogos masculinos. Según un Comensal En un artículo de octubre de 2017, solo el ocho por ciento de los restaurantes con estrellas Michelin de 2018 en las ciudades de Nueva York tenían jefas de cocina, mientras que San Francisco y Chicago tenían un 20 por ciento y D.C. cero.

Pero las mujeres de toda la industria se enfrentan a ese status quo de frente y trabajan para cambiar el instituto culinario de formas personales e importantes, ya sea con la comida, los negocios o las revistas. RealClearLife habló con tres mujeres que están cambiando las tornas de la industria culinaria.

Krimsey Ramsey dirige el único restaurante vegano cajún de Los Ángeles, Krimsey & # 8217s, mientras que Amanda Cohen es la dueña y chef de Dirt Candy, un restaurante de verduras galardonado en la ciudad de Nueva York. Wen-Jay Ying & # 8217s CSA está cambiando la forma en que trabajan los CSA y trayendo a los neoyorquinos alimentos locales cultivados de manera sostenible directamente de una granja, así como huevos, carne, pescado y más.

De acuerdo a Forbes, Las ventas de alimentos a base de plantas en los EE. UU. aumentaron un 8,1 por ciento en 2017, superando los $ 3,1 mil millones, según una investigación realizada por Nielsen para la Asociación de Alimentos a Base de Plantas (PBFA) y el Good Food Institute. Bill Gates, Leonardo Dicaprio y los cofundadores de Twitter Biz Stone y Evan Williams han invertido en la compañía de hamburguesas de origen vegetal Beyond Burger como competencia para hacer delicias sabrosas, que no son de carne real. Las ventas de queso vegano y leche de origen vegetal aumentaron drásticamente el año pasado, según Forbes, que escribe que la & # 8220 revolución basada en plantas está aquí para quedarse. & # 8221

Krimsey Ramsey, 31, propietaria y fundadora Krimsey & # 8217s en Los Ángeles

Krimsey Ramsey nació y se crió en Baton Rogue, Luisiana, aunque su familia es originaria de Slaughter, Luisiana, algo que Ramsey pensó que era & # 8220 un poco irónico & # 8221 Cocinar no siempre ha sido su fuerte, y creció en una gran familia sin muchas comidas caseras. Luego obtuvo su licenciatura en ingeniería petrolera de la Universidad Estatal de Louisiana, y luego su maestría en finanzas de Texas A & ampM, Corpus Christi. Siempre le había interesado la ciencia en general, especialmente la ciencia de la Tierra, y le atrajo la idea de poder tocar y aprender sobre todas las capas de nuestro mundo.

Pero la industria no se alineó con sus valores, y su mente comenzó a derivar hacia la idea de dejar de fumar y encontrar algo diferente.

& # 8220Era una industria muy dominada por hombres, lo cual estaba bien, no me importa trabajar con hombres, pero me encontré limitado por no poder romper el techo de cristal y hacer que la gente me tome en serio, & # 8221 ella dijo RCL durante una entrevista telefónica.

También estaba el problema más profundo de que el trabajo giraba en torno a perforar agujeros y extraer una sustancia que & # 8220 se quema y afecta negativamente al planeta & # 8221, dijo. Todo llegó a un punto crítico cuando estaba trabajando en un proyecto que proponía ejecutar un proyecto de energía eólica. Se cerró porque le dijeron que & # 8220don & # 8217t trabajan con viento, no & # 8217t tenemos los recursos & # 8221.

Además de eso, Ramsey se estaba divorciando de su novia de la escuela secundaria, y los padres biológicos de su hija adoptiva de 14 años decidieron que la querían de regreso.

& # 8220No tenía ataduras ni responsabilidades, nunca iba a ser un momento más fácil para intentarlo & # 8221, le dijo. RCL. Así que empacó su muscle car de dos puertas, puso a su perro en el asiento delantero y comenzó a conducir hacia Los Ángeles.

Al principio, no estaba segura de si era el mayor error de su vida o lo mejor que había hecho en su vida. Pero luego, & # 8220 recuerdo sentirme realmente libre & # 8221, dijo, en términos del viaje en coche por todo el país. Fue un momento decisivo para ella, darse cuenta de que podía hacer lo que quisiera y que nada la detenía.

La clave para ella al iniciar Krimsey & # 8217s, que es el único restaurante cajún vegano de Los Ángeles, fue dar pasos lentos. Comenzó a hacer pop-ups y catering y comenzó a escribir un libro de cocina. Encontró un espacio realmente modesto en una parte poco moderna de plumón y abrió con un presupuesto muy ajustado. Unos meses más tarde, pudo mudarse a un lugar más grande. Al principio, dedicaba 20 horas al día, cada minuto que estaba despierta lo dedicaba a tratar de & # 8220 hacer que esta cosa despegara & # 8221.

& # 8220Hay días en los que me dormía llorando y me despertaba llorando, estaba tan cansado & # 8221 Ramsey.

Por ahora, el equipo de gestión de su restaurante es 100% femenino y 100% vegano, y su cocina no contiene soja. La propia Ramsey se hizo vegana cuando tenía 20 años y vivía en Louisiana.

& # 8220En ese momento fue realmente difícil, nunca había conocido a un vegano y tuve que aprenderlo todo yo mismo y explicarme a mucha gente, no podías & # 8217 simplemente decir, & # 8216 ¿Tienes una opción vegana? & # 8217 porque dirían, & # 8216 ¿Qué es eso? & # 8217 & # 8221, dijo.

El mayor error sobre el veganismo en la mente de Ramsey es que la comida vegana no tiene sabor. Dijo que es como la carne: se trata de bases y especias y de cómo la estás cocinando. A Ramsey se le ocurren todas las recetas para Krimsey & # 8217, y todas están inspiradas en su educación. Ella también tiene un libro de cocina.

Ramsey dijo RCL durante una entrevista telefónica que la decisión de iniciar Krimsey & # 8217s fue una de las & # 8220 principales decisiones de mi vida, entre someterme a una cirugía ocular con láser y volverme vegano & # 8221.

& # 8220 Mudarse a Los Ángeles y probar todo esto ha cambiado mi vida de una manera enorme y me ha abierto muchas oportunidades nuevas, incluso fuera del negocio, & # 8221, dijo. & # 8220 Vivir en una ciudad como Los Ángeles realmente me ha abierto los ojos a muchas cosas en las que nunca pensé. Todos los días me despierto y digo, & # 8216 estoy en Los Ángeles. & # 8217 & # 8221

Amanda Cohen, chef y propietaria de Dirt Candy, en la ciudad de Nueva York

Amanda Cohen es chef y propietaria de Dirt Candy, ubicada en la ciudad de Nueva York. Cohen nació en Ottawa pero creció en Toronto y le dijo RCL que ella nunca estuvo tan interesada en cocinar. Pero después de graduarse de la universidad, visitó Hong Kong por un tiempo y eso & # 8220 realmente me abrió los ojos a lo que había ahí fuera. & # 8221 Cuando regresó a los Estados Unidos, asistió al Programa de Capacitación de Chef & # 8217s en el Natural Gourmet Institute y comencé a trabajar en restaurantes de Nueva York.

Después de unos 10 años de cocinar profesionalmente, Cohen dice que llegó a un punto en el que no habría más promociones en mi futuro. Estaba tan arriba en la escalera como iba a llegar en el restaurante de otra persona, cocinando la comida de otra persona. & # 8221 Cohen se había vuelto vegetariana cuando tenía unos 15 años más o menos, principalmente para & # 8220 molestar a mis padres que Pensé que iba a morir en cualquier momento por una deficiencia proteica grave. & # 8221 Pero luego se convirtió en un hábito. Entonces, en 2008, tenía muchas ideas sobre cómo cocinar verduras que nadie le iba a dejar probar. ¿Su solución? Abra el Dirt Candy original de 18 asientos.

& # 8220Construirlo fue una pesadilla de principio a fin, & # 8221 Cohen. Tuvo que despedir a su primer contratista porque tuvo una crisis nerviosa, pero luego le robó todos los materiales de construcción. Tuvo que & # 8220transportarlos de vuelta & # 8221 pero luego su segundo contratista no resultó ser mucho mejor.

& # 8220 Sabía que al entrar en el proyecto todo toma el doble de tiempo y cuesta el doble de lo que anticipa, pero no pensé que tomaría tres veces más tiempo y costaría tres veces más, & # 8221 ella dijo.

Cohen dijo que nunca ha tenido más problemas en una cocina porque es mujer, o al menos & # 8220 más que yo en cualquier otra industria. & # 8221 Aunque reconoce que no es & # 8217t la experiencia de todo el mundo & # 8217, eso es de ella, y donde ella ve un problema es en & # 8220 la forma en que la prensa se niega a cubrir a las mujeres de la misma manera que cubren a los hombres en este negocio & # 8221. Lo que a Cohen le importa es que los chefs que existen tienen igualdad de condiciones porque quiere que los mejores chefs lleguen a la cima, no los & # 8220 chefs que resultan ser hombres & # 8221

& # 8220 Hay muchas cocineras y la prensa no las cubre, & # 8221 Cohen dijo RCL en una entrevista por correo electrónico. & # 8220 Los premios se otorgan a los chefs masculinos con más frecuencia, y los restaurantes dirigidos por chefs masculinos obtienen más críticas y los chefs masculinos obtienen más cobertura de prensa. Y esa no es solo mi opinión, está respaldada por datos duros. & # 8221

Cohen continuó diciendo que dado que las cocineras no tienen la misma oportunidad de ganar premios y cobertura de prensa, es probable que los inversionistas las pasen por alto porque no tienen el mismo perfil alto que un chef masculino. Los inversores quieren poner su dinero en un lugar que probablemente obtenga una estrella Michelin y, en este momento, eso significa invertir en hombres más que en mujeres.

& # 8220 Mientras haya mujeres cocinando, creo que es vergonzoso que la prensa, en su mayor parte, siga jadeando a los chicos como un perro en celo mientras elimina a las mujeres de la escena & # 8221 Cohen.

Mientras estaba en la ubicación original, Dirt Candy fue el primer restaurante vegetariano en 17 años en recibir dos estrellas del New York Times, fue reconocido por la Guía Michelin cinco años seguidos y ganó premios de la Revista Gourmet, Village Voice, entre otros. otros.

En 2015, se mudó a su nueva ubicación y fue el primer restaurante en eliminar las propinas y también compartir las ganancias con sus empleados. En el sitio web de Dirt Candy & # 8217s, escribe Cohen, & # 8220 originalmente tenía una tarifa administrativa del 20%, pero ahora he incorporado ese 20% a los precios del menú. Su comida todavía cuesta la misma cantidad de dinero, solo que ahora, en lugar de ocultar el 20% del costo de su comida como & # 8220tip & # 8221 o & # 8220admin fee & # 8221, & # 8217s justo a la vista. Esto me permite aumentar los salarios de todo mi personal, desde mis lavaplatos hasta mis cocineros y mis meseros. & # 8221

Cohen dijo RCL que ella no está realmente en & # 8220vegetarianismo o veganismo, para ser honesta. & # 8221 De qué se trata en realidad & # 8220cocinar verduras, punto. & # 8221

& # 8220 Creo que hay tantas verduras que no usamos, tantas cosas que no hacemos con ellas, tantas técnicas que no les aplicamos, y hay tantas que son un patio de recreo infinito, & # 8221, dijo. & # 8220Para mí, solo quiero que las verduras sepan mejor que antes. & # 8221

Si quieres cocinar por ti mismo, Cohen dice que el mejor consejo es dejar de seguir las recetas tan de cerca y probarlas mientras cocinas.

& # 8220 Todos los gustos son diferentes, pero si sigues servilmente una receta, podrías terminar con algo demasiado salado, demasiado picante o no lo suficientemente picante para ti & # 8221, explicó. & # 8220Así que pruebe a medida que agrega ingredientes y deténgase cuando lo lleve a donde le gusta. & # 8221

Wen-Jay Ying, director ejecutivo y fundador de Local Roots en Nueva York

Wen-Jay Ying se crió en Long Island y trabajó toda su vida para intentar ingresar a una buena universidad. Terminó en la Universidad de Boston para estudiar psicología. Cuando regresó a la ciudad de Nueva York, pasó seis años con la escena de la música underground como su círculo social. Ying, que toca el violín y el bajo, y también canta, dice que esos años fueron & # 8220 formativos & # 8221.

& # 8220Eso & # 8217s cuando me enamoré de la idea de construir una comunidad, & # 8221 ella dijo RealClearLife mientras estaba sentada en su oficina en Brooklyn. & # 8220 Fue una escena tan apretada que te hizo sentir como si tuvieras un hogar aquí, pudiste cavar tus pies en la tierra de la ciudad de Nueva York y plantar tus propias semillas y hacerte un nombre en el mundo, en la sensación de que en realidad eras parte de la ciudad de Nueva York, no eras solo un ser transitorio aquí ".

Luego ocurrió el huracán Katrina, y Ying contempló dirigirse a Nueva Orleans. Pero mientras estaba en un festival de música en Pensilvania, la llamaron al escenario para bailar con Flaming Lips (que fue un sueño de ella desde hace mucho tiempo). Después del espectáculo, estaba hablando con el cantante principal sobre su plan. Y aunque él le dijo que era importante ayudar a otras personas fuera de su comunidad, ella debería recordar que hay personas en su propia ciudad que necesitan ayuda. Ying pensó mucho en eso y decidió unirse a Americorp en Nueva York. Trabajó para una organización sin fines de lucro, Just Food, y aprendió sobre la agricultura apoyada por la comunidad (CSA) y las granjas locales.

Después de Americorp, Ying trabajó para Red Jacket Orchards, pero fue despedido después de una mala temporada de cultivo. Sentía que estaba tan cerca de saber cuál era su trabajo ideal, pero realmente no existía en el mundo real. La respuesta de su madre fue decirle a Ying que iniciara su propio negocio. Entonces ella lo hizo.

& # 8220 Hice un negocio sin ningún modelo de negocio previo y no encajé en el molde de lo que debería ser un negocio & # 8221, dijo. Local Roots se formó en 2011, pensando en los neoyorquinos. Este modelo específico de CSA no se había escuchado antes, y Ying se sintió afortunada de que los cinco agricultores que aceptaron trabajar con Local Roots ese año decidieron & # 8220 arriesgarse & # 8221 con ella.

Ahora, Local Roots apoya a más de 15 pequeñas granjas locales y casi 20 pequeños productores de NYC. Todos los agricultores se encuentran a dos horas en coche de Nueva York. Most CSAs are volunteer-based, consumers sign up for six months, and you have to order a vegetable share, which contains vegetables for a household of about five people. But Local Roots is the only CSA that goes year round, and it is only a three-month commitment. If you go out of town for a bit, you can pause it and come back. You do not have to buy vegetables if you don’t want, and it is a one-stop grocery shop: You can get eggs, meat, fish, pasta, fermentation, vegetables, a “huge variety of stuff.”

Local Roots uses bars, cafes and offices as their markets. Ying did this because she wanted Local Roots to be “integrated into people’s social lives.”

“Food is a beautiful, vibrant connector in our society so we should also feel like that when we are going through the process of picking up our groceries,” she said to RCL. “So often people view grocery shopping as an errand and then view cooking as an errand. But we are changing that.”

Local Roots also takes the decision-making out of the consumer’s hands, so that they do not have to decide what to cook for the week. The weekly grocery list is curated with the farmers and producers, since they know what is best, and includes recipes that focus on that week’s grub.

As a female-owned company, Ying said that with everything happening in the country and the food industry, she feels really grateful to work in a place where everyone feels safe to be who they are.

“It is important to me to cultivate a work environment that just feels nourishing and very, very far from those moments that I’ve experienced in my former work experiences,” she said.

“I think being a business owner is a really beautiful and really, really hard experience,” Ying continued. “You feel emotions as such extremes, because it is so tiring and so exhausting and it really challenges you in so many different ways. But it has definitely made me understand myself better, and its also helped me understand my relationship with being in Asian-American.”

Ying said that she worked really hard at the beginning because she loved the work and felt really passionate about bringing local produce to New Yorkers in an easier way.

“But I am sure subconsciously I was also doing it to prove to my parents that I can work just as hard as they did when they first came to this country and also make as large of a footprint in my own community and industry as they did in theirs,” she said. “That’s been revealing itself the longer I own a business.”

This article was featured in theInsideHook Boletin informativo. Sign up now.


International Women's Day 2018: Eight female chefs you should know about

t’s widely reported that there’s a shortage of female chefs, but that doesn’t mean there aren’t women in the industry who really are at the top of their game.

And there’s no better time to celebrate them than the one the day of the year dedicated to celebrating women.

Here’s a round up of some of the women we think are really worth shouting about at the moment.

Asma Khan – owner and chef at Darjeeling Express

Since opening in mid-2017, Asma Khan’s kitchen at Darjeeling Express has been talked about almost non-stop. And that’s because it’s made up of an all-female team who were housewives from South Asia, none of whom have professional cooking training, nor Khan herself. The restaurant serves up high-quality authentic dishes based on north Indian traditional food from her Bengali heritage and designed to be shared.

Recomendado

The menu is heavily based on family recipes passed down through the generations, and in 2012 she started her own food business, which has found it’s permanent home in Carnaby Street’s food court, Kingly Court. The restaurant runs a meat-free Monday menu, which started last month. A percentage of all proceeds from the restaurant supports a charity called “Second Daughters”, which is close to Khan’s heart. It helps support the girls overlooked by their families in favour of their brothers, largely traditional in India, especially the second daughter, and helps provide them with opportunities.

Nargisse Benkabbou – author of Casablanca: My Moroccan Food

Growing up in Belgium, Nargisse Benkabbou moved to the UK seven years ago and could not believe the difference in the way the Moroccan food she knew was represented. Her debut cookbook, Casablanca: My Moroccan Food (published in May by Octopus), differentiates from what people often confuse it with: Middle Eastern food. She remembers at university people would tell her they loved hummus and asked for her recipe, not knowing it wasn’t Moroccan.

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

1 /17 International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

International Women’s Day: groundbreaking figures from history

She quit the corporate job she moved to London for in 2013, did a course at Leiths and began her food blog, My Moroccan Food, two years later. After consulting with her mother and aunts, her book is a personal journey and is all about traditional Moroccan food based on the food she knows from her family, who moved from Fez in the Seventies. With a modern twist, her recipes give a breath of fresh air to Moroccan food.

Thomasina Miers – co-founder of Wahaca and campaigner

Rising to fame after winning MasterChef in 2005, Miers co-founded arguably the high-street’s best chain, Wahaca, three years later, which helped revolutionise Mexican food in this country. But aside from fresh, tasty and affordable food, the company is the first carbon-neutral restaurant group in the UK and dedicated to sustainability. They’ve banned plastic straws, don’t serve food in plastic, are working on reducing plastic in the back of house and offset their carbon footprint by sponsoring a charity in Mexico that makes heaters for people living outside of the big cities.

But Wahaca is not her only calling: Miers is also setting up a charity, Chefs in Schools, to help get food education back into schools as she believes learning the basics early on makes it easier for people to lead a healthy lifestyle.

She’s dedicated to encouraging and helping people to eat healthily, focusing on affordable whole ingredients, rather than processed food.

Chantelle Nicholson​ – chef-patron at Tredwells

Another career changer, Kiwi chef Nicholson walked away from the corporate world of law and has been the chef-patron of Tredwells in central London since 2016.

After cooking from a young age, and even mastering the art of making crème fraîche from scratch when she was nine, she was encouraged to follow an academic route. And it was while at university that she first worked in kitchens.

Now, she’s championing a plant-based tasting menu at Tredwells and is bringing out her debut cookbook, Planted, showcasing the best of seasonal produce and how to turn it into delicious vegan dishes, which will be published in April.

Clare Smyth – chef and restaurant owner of Core

Irish chef Clare Smyth was the first female chef in the UK to be awarded three Michelin stars. She became head chef for Restaurant Gordon Ramsey in Chelsea in 2008, aged just 29, and she was also the first female chef to be awarded a perfect 10 by the Guía de buena comida.
She opened her own restaurant, Core, last summer in Notting Hill. She is passionate about using natural and sustainable food and champions cooking with seasonal food that comes from UK farmers.

Smyth moved to England aged 16 to enrol in catering college in Portsmouth the day after leaving school, showing real independence and determination from a very early age.

Zoe Adjonyoh – chef and author of Zoe’s Ghana Kitchen

After releasing her debut cookbook in 2017, and completing a successful residency at Pop Brixton, Adjonyoh now has a permanent site in London Fields, back where it all began when she was dishing up her homecooked food at Hackney WickED festival.

Recomendado

For her, cooking Ghanaian food was the only way to connect to her heritage after leaving her home county and moving to London as a young child. Although she’s been talking about West African food for years, until the release of her cookbook, it was largely one of the last unexplored cuisines in the mainstream food world.

She’d been building a following by doing supper clubs before opening her pop-up in Brixton and managed to dispel the myth portrayed by stereotypes of the Eighties that Africa and it’s food was considered to be an “other”.

Elena Arzak – best female chef in the world

At number 30 in the World’s 50 Best Restaurants 2017 list, Elena Arzak is the highest ranked women in the entire list, with the only other female in the list being Italivi Reboreda at Cosme, New York, at number 40. And that, technically, makes her the best female chef in the world, which she was named back in 2012. But winning the 40th place in the list just proves the imbalance woman face in the professional kitchen.

The restaurant has been in the family for generations and Arzak began working in it from the age of 11, the fourth generation to do so. Arzak’s food is modern Basque and described as elegant Spanish cuisine that’s still traditional and simple.

Anne-Sophie Pic – three Michelin star chef

As the only French female chef to have three Michelin stars in the past 50 years, she’s part of a whole family who have managed to reach the high standard across three generations. But what’s really interesting is she’s had no classical training.

She holds the three stars at her restaurant named after herself in Valence, in south-east France, two at her restaurant Beau-Rivage Palace Hotel in Lausanne, Switzerland, and one more at her first UK restaurant, La Dame de Pic, at the Four Seasons Hotel, which opened last year, and awarded at the start in the 2018 Michelin guide.


21 Legendary Chefs Celebrate the Women in Food They Admire Most

Honoring pioneers like Julia Child and modern-day rainmakers like Dominique Crenn, these chefs are spreading the love.

March can feel like a drag. Winter wants to be over but spring hasn&apost quite yet arrived. Good thing it&aposs also Women&aposs History Month, otherwise known as 31 days dedicated to doing what we should do all year round: stepping back and thinking about the integral role women play in every single aspect of everything ever – including the restaurant industry. There is an endless amount of incredible women who are working to make a difference in food.

In the spirit of girl power and womanly love, we asked 21 of the most influential, boundary-pushing chefs to answer this question: Who is one woman in food that you really admire right now and why?

Some, like Preeti Mistry, chose writers Mistry talked about Kerry Diamond’s influence on bringing together women across the food industry with Cherry Bombe. Others chose to give a shout out to restaurateurs. Naomi Pomeroy and Jessica Largey, for example, both look up to Ashley Christensen.

Here are the chefs’ full responses:

Tanya Holland: "Emily Luchetti. She&aposs remarkable and understated. Influential and unpretentious. She&aposs an award-winning pastry chef who can cook savory and be the interim Director for the James Beard Foundation. She&aposs a true badass."

Mary Sue Milliken: "Julie Packard, Executive Director of Monterey Bay Aquarium. Julie is a leader who early on recognized the value of educating chefs and the public about sustainable seafood choices. She will be hailed as a champion who helped preserve a variety of fish and our oceans for future generations."

Anita Lo: "Amanda Cohen is a fierce, feminist fighter. Her piece in don was so well written and was somehow at once humorous and fearlessly upfront and on point. My hero!"

Nicole Krasinski: "Renee Erickson because she is both chef and restaurateur. You can feel the positive culture she has grown in her businesses from the moment you walk in the door. Her love for the industry is inspiring and on top of that, it&aposs clear she takes moments to recharge and become a better leader."

Preeti Mistry: "Kerry Diamond of Cherry Bombe. The way she has brought women chefs and women in food together across the country is impressive. CB has responded to many issues facing our industry notably with their first online publication #86this is a voice that is asi que necessary. But more than anything with Jubliee and other events, she created a way for women chefs in very different segments of the industry to network, which is such a huge key component to being a chef/restaurateur that women are so often left on the outside of. & quot

Jessica Largey: "Ashley Christensen. She&aposs built an empire of success in North Carolina and champions the people who work beside her to operate those restaurants. Her ability to be outspoken and transparent on social issues/justice is inspiring, to say the least. As both a human and chef, I deeply respect and admire her."

Naomi Pomeroy: "Ashley Christensen. She uses food as a platform to address social issues of the day in a powerful way."

Stephanie Izard: "Missy Robbins. Her restaurant Lilia is delicious, and she stays focused in the kitchen on what’s important — making great food."

Ashley Christensen: "Nancy Silverton, for her constant evolution as a leader in cooking and hospitality. With each decade of working in and contributing to our industry, she only becomes more relevant (as do her restaurants). She’s brought up a whole new generation of cooks, chefs, and leaders, and her story grows in tandem with their own successes. She lives, really lives. She travels the world, and still manages to be totally present in the hospitality world she has created. She’s engaged in the modern culinary conversation, and she’s available and accessible for young growing cooks to ask questions of her, and to find inspiration from her work and presence. I’m grateful for her ever-reaching mentorship, and for her friendship."

Christina Tosi: "Women are truly taking the industry by storm right now. It&aposs a really exciting time. I&aposve been spending a lot of time out in LA for our new flagship opening, as well as Maestro de cocina filming, and the female chefs out there are phenomenal. Sara and Sarah at Kismet are absolutely crushing it. It&aposs also hard not to mention Nancy Silverton – I DREAM of her chopped salad at Mozza."

Traci Des Jardins: "Perhaps this is a little weird, but the person I really admire is Judy Rogers. I have always had huge admiration for her and Zuni, and frequented it more than any other restaurant. It amazes me that the culture there is so strong, due in part to her business partner Gilbert Pilgram and the hugely talented Rebecca Boice. Together, they have been able to maintain this iconic restaurant and carry on Judy&aposs vision. It is always such a magical experience, when she was there and now."

Angie Rito: "I am a huge fan of Rita Sodi and Jody Williams&apos Via Carota. Their food is simple but very soulful and always perfectly executed. The passion and love behind all of the cooking really comes through on each plate. The menu changes quite often to showcase various ingredients in their peak seasons, so there’s always something new and delicious to try. The Tonnarelli Cacio e Pepe at Via Carota is the best version I’ve had of that dish anywhere, including Rome!"

Nina Compton: "I would have to say Dominique Crenn because she pushes the envelope and really stands for what she believes in."

Fatima Ali: "Dominique Crenn is doing incredible things in the industry and forging paths for the younger generation to learn through such a phenomenal kitchen."

Sara Moulton: "I’m a big fan of Mashama Bailey. Mashama was a guest on my public television show a couple of years ago, which gave me the opportunity to cook with her and then to eat at The Grey. I was knocked out by the uniqueness of the menu – which provides a very original and satisfying take on Port City Southern cuisine – as well as by the down-home warmth and graciousness of the service. And it was clear that everyone on the staff was delighted to work there. Finally, I couldn’t help but be moved by the story behind the site of the restaurant. In its first incarnation, it was a Greyhound Bus Terminal that segregated its riders by race. Now beautifully restored and refurbished, it lays out the welcome mat to all comers."

Mashama Bailey: "I admire all the women in food right now! I admire all of the writers, managers, bartenders, photographers, and chefs! Our voice in this industry is becoming strong and loud! I am so happy to be cooking in this day and time!"

Elise Kornack: "Camilla Marcus. With west

bourne she has created a wonderful restaurant serving healthy, California inspired food, with a major emphasis on sustainability for the kitchen and for the staff. She has partnered with a youth empowerment nonprofit, The Door, that funds hospitality job training with support from the Robin Hood Foundation, to organize a self-sustaining business model and give growth opportunity to the employees hired directly from the program. There are so many important causes to fight for these days, but within the hospitality industry, there is no denying a healthy work environment is one of them. Camilla has put that at the forefront of her business model from day one."

Camille Becerra: "New York chefs who have been doing it, Carolina Fridanza and Jody Williams, their style of food is so pure. Gabriela Cámara who is such an amazing role model for women in Mexico City. And outside of the restaurant industry, Lexie Smith and her ode to bread history, Leila Gohar with her art incorporating food, and Alison Roman who I love reading, from her twitter to her new cookbook."


Lungi Mhlanga

Owner, founder, and head chef of The Treats Club, Lungi Mhlanga has been working in the hospitality industry since 2019 when her baking turned from hobby to business. Home to some of the best desserts in London, The Treats Club is ‘female owned, female led, and run on Black girl magic’, not to mention a whole lot of gourmet marshmallow fluff and molten cookie dough. Despite the ongoing pandemic, she opened her first permanent dessert bar in July 2020.

“Being taken seriously as a food business owner has been the biggest challenge. I can’t count the number of times I’ve been at a table with men talking serious business talk and not one person asks for my opinion on the matter as if somehow I shouldn’t be there. Being overlooked and undervalued as a woman in food is nothing new. I don’t let it phase me though, it simply pushes me to get to a level that’s impossible to ignore, even if they wanted to.

“Don’t be afraid to speak up, your voice matters just as much as theirs. Ask for more money, always. Don’t worry about being called ‘bossy’, it’s simply their way of acknowledging you know what the hell you’re doing and you won’t take their shit. Embrace it and wear it like a badge of honour, I do.”

Don’t worry about being called ‘bossy’, it’s simply their way of acknowledging you know what the hell you’re doing and you won’t take their shit. Embrace it and wear it like a badge of honour, I do.


14 Papa Murphy’s Mascot

His bulging eyes and creepy smile earn the Papa Murphy’s mascot the 14th place on this list. Despite his awkward body, the 3D pizza slice's (verrrry creative) look in his eyes just betrays a certain ‘you don’t mess with me’ style. His yellow hands are quite large, and he has enough freedom with his legs to storm towards you. He might even be able to hurl some of those yummy pepperoni slices at his opponent. And we can just hear him whisper, after he’s defeated his nemesis, the slogan of Papa Murphy’s: “Handmade. Home baked.”


Here is our selection:

Jan Hartwig

Though he describes himself as a culinary “craftsman”, his obsession with detail and exceptional sense of flavor have earned him three Michelin stars. Around 50,000 hungry fans follow his Instagram account, which features artfully arranged creations he serves at the Hotel Bayerischer Hof’s Atelier. The taste tête-à-têtes in his photos are deliciously “outside the box”: smoked fish mousse with passion fruit, heart with baby gherkins, octopus with macadamia nuts.